NUESTROS SERVICIOS

La alimentación es una mezcla de fluido (aceite-agua) y gas, la función de la planta de proceso es separar las fases y medirlas (medición de la producción), el cliente puede solicitar la mezcla de aceite y agua para su reincorporación a la línea de producción de la plataforma en la que se está trabajando. Cuando es un pozo exploratorio o no se tiene la infraestructura para el manejo de la producción (ductos), entonces el gas se deriva a quemador, el aceite y agua se almacenan en los tanques de la embarcación  y posterior se exportan a la línea de proceso de la plataforma que el cliente asigne.

Para conservar la utilidad de las plataformas con pozos productores se llevan a cabo mantenimientos preventivos o correctivos a equipos críticos de seguridad y de operación de las plantas de proceso. Lo anterior hace eficiente o incrementa la producción a través de instalación de nuevas tecnologías. Los trabajos son planeados y cuando está en marcha se le llama “Libranza operativa”.

Durante este periodo de libranza se tiene el apoyo del barco de proceso para la recepción de los fluidos (mezcla de aceite, agua y gas provenientes de pozos o ductos de proceso), con el objetivo de evitar perdida de producción diaria de hidrocarburos, ya que la instalación intervenida esta fuera de servicio o en libranza. El barco de proceso da apoyo durante las libranzas en drenados de tubería o tanques separadores, recepción de fluido de corridas de diablos de ductos, recepción de fluido de las pruebas hidrostáticas a ductos y vasijas presurizadas por citar algunos servicios.

Cuando los hidrocarburos presentes en la formación no son capaces de llegar a superficie por sí mismos, se emplean métodos alternativos para ayudar que estos lleguen a superficie. El objetivo es aligerar la carga hidrostática generada por la columna de los fluidos contenidos en el pozo. Esto se logra mediante la inyección de gas inerte N2 (Nitrógeno) favoreciendo el flujo del yacimiento hacia superficie, la función de la planta de proceso de la embarcación es recibir estos fluidos y gas (el gas se deriva a quemador y los fluidos se separan y se almacenan en los tanques de la embarcación (agua y aceite), posterior se exportan a la línea de proceso de la plataforma que el cliente asigne.

Durante la limpieza de pozos la alimentación inicial es una mezcla de sólidos y productos de reacción tales como: ácidos HCL desde 5 a 15%, diésel, arominas, lodo de control base agua o base aceite. La función de la planta de proceso es recibir estos productos de reacción (líquidos) en un tanque especial diseñado para estos productos. Es muy importante esta operación durante la terminación y reparación de pozos, al recibir la planta de proceso del barco estos productos, el cliente evita daño de sus ductos en las plataformas, ductos submarinos así como equipos separadores, ya que son altamente corrosivos. Lo anterior apoya al cuidado, vida útil y ahorro significativo en los mantenimientos preventivos de sus equipos.

 Durante la limpieza puede haber arrastre de gas asociado, trazas de aceite y productos no deseados del pozo como sólidos. El gas presente en la operación de limpieza se envía a quemador y los líquidos (aceite y agua) se almacenan los tanques del barco, posterior se exportan a la línea de proceso de la plataforma que el cliente asigne.

Este tipo de operación consiste en la recuperación de crudo de un pozo que manifiesta una presión menor a la presión que se manifiesta en el cabezal de producción o batería de producción de PEP. Esto es, la línea donde la producción de los pozos adyacentes se incorpora. El término también se aplica cuando una línea de producción va a ser intervenida y es necesario vaciar los hidrocarburos contenidos.

El barco de proceso llega a una instalación y se conecta a un Disparo o Cabezal de producción para la exportación o reinyección de crudo o aguas oleosas. El gasto o envió de flujo es determinada por las necesidades operativas del cliente y la presión de la línea de producción de la plataforma o pozo el receptor de acuerdo a su capacidad de su presión de admisión.

Operación que se realiza para  desplazar, separar fluidos, limpiar o inspeccionar ductos que transportan hidrocarburos. Con ello se verifica si un ducto se encuentra libre de defectos tales como abolladuras, exceso de penetración de soldaduras, ovalidades, etc., se efectúa la corrida con una herramienta o dispositivo denominado diablo. En este caso el barco debe prestar el servicio de recepción de fluidos y tratamiento con base a su capacidad.